Ranking

Sánchez Arminio: 80 años de fútbol

Después de decidir que voy a seguir escribiendo sobre otro de los destinos de la luna de miel, me encuentro confusa de cómo afrontar esta entrada. Lógicamente había leído mucho, en foros y guías de viajes, sobre qué hacer y qué ver una vez que pones el pié allí. También mi hermano y mi compañera de trabajo me habían dado buenos consejos y explicaciones. De camino a nuestro hotel vas viendo lo impresionante que son todos los hoteles.

Mucha fiesta vicio me 692988

Un libro como un viaje se comienza con inquietud y se termina con melancolía.

Bis capítulo. En este enlace se puede leer el primero: Remedón. Se sucedieron los tratos: Pedro le compró una boina, adquirió una visera Teodoro y a Ceferino le vendió unos calzoncillos largos. Y el paisanu había escapao con la furgoneta cuesta abaju». Zamarrones de Polaciones. Ya sabes que tienes que ir bien vestido y limpiuco, como los chorros del oro, pa dar buena imagen, «como te ven te tratan». Vitoriano, llevas quince abriles trabajando como escaparatista-«escapista». En fin, je, je, je, si todavía fuera por culpa de alguna noviuca a la que le hubieras echao el agujero, te perdonaríamos.

/fa-fire/ DESTACADOS$type=one

Un lobby con el suelo alfombrado y una tenue oscuridad. Una pregunta inesperada al conserje de uno de los recién llegados, mientras su pareja mira el reloj a cada rato. Hay terceras personas en la escena, ubicadas en diferentes rincones de la galería de ese hotel: inquilinos indolentes, estafadores, dementes solitarios o asesinos. Y en cualquiera de sus variaciones, con todo tipo de nuevos ingredientes, tendremos un punto de partida infalible.

843 844 845 846 847
Comentario

Leave a Reply